Bienvenidos al show de los Teleñecos … de Cádiz

Cuando hablamos de títeres o marionetas se me vienen a la mente tiernos recuerdos frente al televisor disfrutanto, aprendiendo y riendo con los teleñecos: Gustavo, Peggy, el Mounstro de las Galletas, Epi y Blas, … en fin no acabaríamos. Pues … Sigue leyendo

Valor y al toro

Así suele decir el dicho, pero en este caso no hace falta tener valor porque Bodegas Osborne nos lo pone muy fácil y muy accesible. Hoy hemos tenido la oportunidad de hacer una visita a sus instalaciones, esta cita estaba convocada para personas con discapacidad y se ha puesto especial énfasis en la discapacidad visual. Esta iniciativa es posible gracias a la colaboración Bodegas Osborne, Fundación Once, y Obra Social La Caixa. Durante la International Sherry Week, del 8 al 14 de octubre, habrá visitas programadas a las 13:00 todos los días. A partir de esta fecha se tienen que concertar telefónicamente.

 

 

La visita se comienza en el espectacular patio de jacarandas de la bodega para posteriormente visitar algunas de sus naves bodegueras, continuar visitando el espacio “Toro Gallery” y terminar en la sala de catas.

Además de contar con un entorno accesible, toda la visita es al mismo nivel o con mínimos desniveles salvados por rampas muy suaves, tiene muchos atractivos para personas con ceguera. Los empleados han recibido formación específica para hacer la visita más accesible a personas ciegas. Respecto de las personas sordas, el departamento de comunicación de Osborne nos ha indicado que se van a plantear la posibilidad de ofrecer, bajo demanda, visitas guiadas con intérpretes de lengua de signos española, si bien a día de hoy no ofrecen este servicio.

Tras pasear por diversos patios entramos en una de las impresionantes naves bodegueras del recinto (Bodega de los Moros), que pertenece a las denominadas bodegas catedral, por su impresionante tamaño y majestuosidad. Aquí nos encontramos una maqueta tamaño 1:100 de una bodega. La maqueta se puede tocar para apreciar las proporciones en incluso las texturas de los diferentes materiales que se utilizan en la construcción de una bodega. También cuenta con una representación de las botas colocadas en el sistema de crianza de soleras, típico del marco vinícola de Jerez.

 

Justo al lado se dispone una estantería con diversos modelos de botellas utilizadas en los diversos productos que comercializa la bodega: vinos, anises, licores, brandies, etc. Las formas van desde la típica botella de vino a botellas de brandy que más bien parecen frascos de perfumes. También hay botellas esmeriladas y diferentes tamaños de botellas, desde las botellas magnun, a las botellas en minuatura. Todo este material se puede tocar de cara a sentirlo y que la experiencia sea más completa. Además es posible tocar y sentir las propias botas de madera donde se cría el vino, todo ello con fantásticas explicaciones acerca de como se trabaja con el líquido elemento: Sistema de crianza por soleras, trasiego de vino, crianza del mismo, etc.

Entre diversas explicaciones se continúa la visita hasta la zona más noble de la bodega, donde se crían los deniminados V.O.R.S. (Very Old Rare Sherry), excelentes vinos de más de 30 años. Las botas donde se crían esto vinos son de unas dimensiones espectaculares, mucho mayores de las habituales y decoradas profusamente con los escudos de la familia.

 

Tras imbunirnos de los embaucadores olores de la bodega y las explicaciones de cómo se elaboran los vinos generosos de esta tierra seguimos nuestra visita en el espacio denomidado “Toro Gallery”. Para entrar en el mismo pasamos literalmente entre un toro, icónico símbolo de la Bodega Osborne. Este espacio es un museo dedicado al Toro de Osborne donde podemos encontrar numerosos datos y curiosidades acerca de este icono publicitario global. A destacar la posibilidad de tocar una reproducción fidedigna de un Toro de Osborne a escala y la cabeza, a tamaño real, de una de las famosas vallas publicitarias, todo para hacernos a la idea de las proporciones grandiosas de las mismas.

 

 

 

Para finalizar acabamos con una visita a la sala de catas donde podremos degustar los diversos caldos de Osborne. Finos, Olorosos (Secos, Semidulces y Dulces), Pedro Ximénez, etc. Durante la cata además de informarnos de los matices de los vinos en boca y nariz, podemos palpar varias duelas de madera de las botas para hacernos una idea de las mismas. En esta zona también tienes una tienda donde puedes adquirir productos del Grupo Osborne, recordemos que no solo vende vinos, brandies y licores, sino que también es propietaria del famoso “Jamón 5 Jotas de Jabugo” y otras más.

 

Anexo a la bodega y a continuación de la tienda puedes disfrutar de “Toro Tapas”, el restaurante de la bodega. Tiene una zona de mesas altas y otra de mesas accesibles, la barra de momento no está adaptada. Dispone de cuarto de baño bien adaptado y acceso a ras de suelo. Todo encuadrado en un casco de bodega tradicional pero con una decoración muy moderna que lo hace realmente muy especial. Dispone de un coqueto reservado de lo más espectacular tras una enorme puerta decorada con botellas de algunos de sus buques insignia en materia de vinos.

 

En resumen una visita accesible y atenta a las necesidades de diversas discapacidades en un marco incomparable y que nos hará disfrutar mucho durante un buen rato, y recordarlo para siempre.

 

 

 

ENGLISH VERSION

This is what the saying usually says, but in this case it is not necessary because Bodegas Osborne makes it very easy and accessible. Today we visited their building and facilities, this meeting was held for people with disabilities, specially for people with vision problems. This iniciative is possible thanls to the collaboration of Bodegas Osborne, Fundación ONCE and Obra Social La Caixa. For visits you have to arrange them by phone.

The visit begins in the spectacular jaracandas patio to later visits some of the wine cellars, continue visiting  “Toro Gallery”, and finish in tasting room.

In addition to having an accessible environment, the entire visit is at the same level or with minimun unevenness saved with vety gentle ramps. Employees have received specific training to make more accessible to blind people. Regarding deaf people, the communication departament of Osborne is considering offer, on demand,  guided visits with interpreters of Spanish sign language, although they do not offer this service today.

After walking through serveral courtyards we enter in one of the most impressive wine cellars of the enclosure (Bodegas Los Moros), which belongs to he so-called cathedral winneries, for its impressive size and majesty. Here we find a model 1:100 miniature of a winery. The model can be touched to appreciate the proportions and even the textures of the different materials that are used in the construction of a warehouse. It also has a representation of the wood barrels placed in a special position to breed and age wine. This production process is called “Sistema de Soleras”, and is typicical certificate of origin of the wine region of Jerez.

Right next to it there is a shelf with different model of bottles used in various products sold by Osborne: wines, liquours, brandies, etc. The shapes ranges from the typical bottle of wine to bottles of brandy that look like perfum jars. The are also frosted bottles and bottles of different sizes, from magnun to minuature bottles. All this material can be touched in order to feel it and that the experience was more complete. It is also possible to touch and feel the real wodden barrels where the wine is grown, all with fantastic explanations about how to work with the liquid element: Sistem of Soleras, wine transfer, aging, etc.

Among different explanations, the visit continues to the noblest area of the winery, where are breeded the named V.O.R.S. (Very Old Rare Sherry), excellent wines of more than 30 yeras old. The barrels where these wines are grown are of spectacular dimensions, much larger than usual and decorated profusely with the coats of arms of the family Osborne.

After becaming filled of the excellent smells  of the winery and the explanations of how the generous wines of this land are made we continue our visit in the space called “Toro Gallery”. To enter in it we literally pass between a bull, the iconic symbol of Bodegas Osborne. This space is a museum dedicates to the Bull of Osborne, where we can find many facts and curiosities about this global advertasing symbol. To highlight the possibility of touching a faithful reproduction of a scaled Bull of Osborne, and a head of it in real size, all to make us to have the idea of the great proportions of this billboard.

To be continued …..

 

 

 

 

 

Un vergel “enmedio” de la campiña de Vejer

Así es como podríamos definir a esta maravillosa explotación agrícola. Pero es mucho más que una explotación agrícola o un vergel, es un auténtico lugar para encontrarte con tus raíces, para poner los pies en la tierra, para mirar a lo más moderno que es lo más antiguo. Hablamos de” Sancha-Pérez, Bodega-Almazara”.

Sancha-Pérez es el sueño hecho realidad de Ramón, persona inquieta, emprendedora, enamorada de la tierra y de su tierra especialmente. Se trata de una explotación ecológica centrada en el cultivo de variedades autóctonas de la vid y el olivo, y su puesta en valor a través del vino y el aceite que ellos mismos transforman. Pero además viene a ser un aula de naturaleza, pues si la visitas, Ramón y sus colaboradores no sólo están interesados en que adquieras sus productos, si no que te empapes de la cultura que hay detrás de ellos. La pasión que ponen en ello bien merece la visita.

 

Además de vid y olivo en la finca te vas a encontrar con una enorme biodiversidad: cipreses, acebuches, árboles frutales, chopos, plantas autóctonas (lavanda, romero, mirto, palmito, etc.). Si quieres aprovechar el viaje te lo tienes que tomar como que vas a echar un rato en el campo. Dispone de un amplio aparcamiento en la puerta por lo que no hay problema para aparcar.

Es de destacar un museo del olivo al aire libre. Se han dispuesto varias variedades de olivos para que podamos distinguir de primera mano tanto las diferecias de sus frutos, las olivas o aceitunas, en cuanto a color, tamaño, rugosidad, etc., como las diferencias entre los árboles propiamente dichos. Para poder disfrutar de este museo circulamos por un camino de tierra compactada sin problemas para la silla de ruedas, una vez en la zona de los olivos si queremos acercarnos a ellos tendremos que ir campo a través, se hace con la silla con un poco de esfuerzo o bien con un poco de ayuda, las distancias son muy pequeñas.

 

Otra actividad curiosa que se puede practicar es que acercándonos al verano los frutales están en pleno apogeo y podremos disfrutar de la experiencia de recolectarlos directamente del árbol. De esta actividad no te puedo dar más información en cuanto a su accesibilidad pues visité la explitación una vez pasada la época de recolección.

El plato fuerte es la visita a la bodega-almazara propiamente dicha. Para acceder a la bodega lo hacemos por la parte lateral de la nave, nos abren una de las hojas del portalón y accedemos sin ninguna dificultad, el acceso es sin ningún escalón. Desde aquí podemos acceder además una la pequeña sala de catas, muy luminosa y con mucho encanto. Desde aquí también podremos acceder a un cuarto de baño accesible (no adaptado), es muy espacioso pero no cuenta con barras de apoyo y es utlizado por el personal de la bodega y también a modo de pequeño almacén. No obstante, para una emergencia te apañas. Podrás disfrutar de una explicación de como manipulan la uva y el proceso de transformación en vino, todo ello teniendo en cuenta que la producción es ecológica y que la bodega siempre intenta innovar con las mezclas de uvas y los procesos de fabricación. Las visitas guiadas son gratuitas, consultar horarios.

 

 

En la sala de catas también tienes una exposición de los productos que puedes adquirir. Os aconsejo especialmente en aceite, que además de ser ecológico tiene un sabor excepcional. Me “pegué una pechá” de aceite en crudo y pan que no os la podéis imaginar. También logicamente tienen vinos tintos y blancos, e intentan también promover con ello la cultura de la “cocina kilómetro cero”, es decir consumir productos autóctonos que es una forma de apoyar la sostenibilidad, el medio ambiente y favorecer la economía y el empleo local.

 

Ramón te dará explicaciones lógicas para muchas dudas que se te planteen, por ejemplo me llamó la atención que hubiera muchos cañaverales en la finca, y me explicó que es para proteger a los cultivos de los intensos vientos que azotan la zona, pues las cañas hacen las veces de un muro natural que las protege. Cuestiones como estas y la cercanía del personal son las que hacen que la visita a esta explotación familiar sea una auténtica experiencia.

En la bodega se pueden organizar eventos y puedes tener degustación de algunos productos locales, chicharrones, chacinas, etc., concertándolo previamente.

Para más información:

Bodega-Almazara Sancha-Pérez

De paseo por la Playa del Palmar – Vejer de la Frontera

Esta ruta transcurre por una zona acerada a modo de paseo marítimo. El recorrido es accesible y todo su trayecto transcurre paralelo a la impresionante playa del Palmar. El itinerario es lineal y se desarrolla en un kilómetro y medio totalmente llano. Se inicia en el módulo adaptado para personas con discapacidad, frente al Restaurante Casa Juan.

Este módulo cuenta con una zona de aparcamiento reservado de 6 plazas, y una caseta de atención a personas con discapacidad que dispone de dos duchas, aseos, camilla de transferencia, taquillas y dos sillas acuáticas para posibilitar el baño. El acceso desde el módulo a la playa se hace a través de una rampa de madera, si bien con una pendiente muy pronunciada (este aspecto debería ser mejorado para que fuera más fácil el uso de las sillas anfibias).

Desde el paseo marítimo hay varias entradas a la playa a través de rampas, unas más suaves que otras. Desde estas entradas las vistas de la playa son espectaculares pues se trata de una playa bastante salvaje, con 4,2 kilómetros de longitud y 80 metros de anchura media, una auténtica gozada para la vista. Un lugar paradisíaco.

Frente al paseo marítimo/zona acerada hay una gran diversidad de establecimientos turísticos, tiendas, restaurantes, burguers, bares, chill-outs, con un ambiente muy cosmopolita, y en muchos casos puramente surfero, destacando por su gran animación, especialmente en verano, y la posibilidad de disfrutar de música en directo en muchos locales. Para acceder a esta parte desde el paseo marítimo se disponen de varios pasos de cebra debidamente señalizados y con rampas a cota cero. No obstante, en esta parte no existe acera propiamente dicha sino que el piso es de arena, a veces más compactada y otras menos. En general un usuario un silla de ruedas puede circular con un poco de dificultad o con un poco de ayuda. En esta orilla de la carretera se dispone de una zona de aparcamiento reservado que cuenta con 3 plazas, más bien hacia el centro del recorrido. Respecto de la accesibilidad de estos locales hay un poco de todo algunos están bien y otros no tanto. A ver si en una próxima entrada os puedo dar información más concienzuda de este aspecto y recomendaros algunos locales.

Independientemente de las zonas públicas de aparcamiento reservado hay, salpicados por el recorrido, numerosos aparcamientos privados y algunos de ellos tienen plazas reservadas para personas con movilidad reducida, a saber: “Parking Costa El Palmar”, “Parking el Costa”, “Parking el Palmar Centro”, “Parking Aquí me quedo”.

Otra zona a destacar es el denominado “Mercado Nómada”, abierto solo en época veraniega. Es un conjunto de muchas y diversas tiendas y bares dispuestos sobre una estructura que recuerda a un gran tenderete. Dispone de aseo adaptado. El acceso por la puerta principal dispone de una rampa con mucha pendiente que acaba en un escalón, por lo que no es recomendable, especialmente para sillas de ruedas eléctricas no es practicable. No obstante, tiene un acceso por la parte de atrás. Este acceso discurre por un camino de arena, si bien nos han comentado que para la próxima temporada piensan hacer algún arreglo para que sea más cómodo para usuarios de sillas de ruedas. Por la gran cantidad de tiendas y su variedad merece la pena un poco de esfuerzo.

Respecto de sitios de interés turístico e histórico, al final de la ruta nos encontramos con la “Torre Nueva” y el “Búnker de El Palmar”.

La Torre Nueva o Torre de los Atalaya, es una torre defensiva construida entre los siglos XVII y XVIII por el rey Felipe II. Presenta una forma cilíndrica y su función era vigilar la costa para evitar la invasión de los piratas y bandoleros de la zona, para lo cual se comunicaba con otras torres de la zona. No es visitable y se puede acceder hasta su pie con facilidad.

El Bunker de El Palmar, situado junto a la Torre Nueva, es un pequeño bunker que estaba dotado con armas pesadas de carácter defensivo. Esta integrado dentro de una red de búnkeres construidos durante la década de los 40. No es visitable y el acceso al mismo es a través de un camino que no es accesible, si bien tanto desde el paseo marítimo como desde la terraza del Restaurante La Torre, se tiene una buena visión del mismo.

El Restaurante La Torre, ubicado al lado de la Torre Nueva, es muy recomendable. El acceso hay que hacerlo por la terraza de atrás, bordeando el edificio, pues la entrada tiene un escalón. Una vez en la terraza accedes a todo el local sin obstáculos y disponen de un aseo bien adaptado. Tienen barra y varios salones además de una terraza espectacular dando al mar. Uno de los salones es muy peculiar pues dispone en el centro de mesas altas y los asientos cuelgan del techo a modo de columpios, algo muy original e impactante. Si son cómodos……ni idea, no los probé, está complicado para usuarios de sillas de ruedas. También es curioso el pictograma del aseo adaptado que representa un persona en silla de ruedas con un tabla de surf. Otro sitio muy recomensable es “La Cervecería”, está justo enfrente y se pone muy ambientada, disponen de gran variedad de tapas. El bar es accesible y tiene una terraza a pie de calle también accesible. No dispongo de información de si tienen aseo adaptado.

Además desde esta ruta por el paseo de la Playa del Palmar puedes acceder a varios chiringuitos como “La Selva” y  “La Habana”. El primero está a unos 200 metros del inicio de la ruta pero en dirección contraria a la parte acerada. La Habana un poco más lejos. Lo ideal es encontrar aparcamiento cerca pues desde la carretera hay rampas de acceso a los chiringuitos. Yo en concreto pasé una tarde en “La Habana”. Totalmente recomendable la puesta de Sol. Disfrutamos de música en directo y muy buen ambiente. Las piñas coladas sin alcohol excelentes. Justo para acceder al chiringuito tiene una rampa con una pendiente bastante pronunciada, por lo que me tuvieron que ayudar un poco. El aseo tiene un escalón en la puerta, si vas en silla se necesita ayuda para acceder, y es claramente mejorable. No obstante dichos inconvenientes mereció la pena.

Por resumir una zona de playa y ocio que merece mucho la pena visitar tanto en verano, con un ambientazo espectacular, como en invierno, en plan más tranquilo.

Otra forma de ver Vejer, el taxi-tour adaptado

Vejer es un lugar complicado para las personas con movilidad reducida. La orografía de este precioso pueblo y los empedrados de adoquines son los principales problemas que encuentra un usuario de silla de ruedas, una persona que use muletas, una embarazada o una persona mayor. Pero desde la Oficina de Turismo de Vejer, la técnico de turismo Isabel Romero y su equipo, no se resistían a que las personas con movilidad reducida no pudieran disfrutar de su maravilloso pueblo, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1976. La solución es el taxi-tour adaptado que ofrece la localidad.

Se trata de un taxi adaptado (una furgoneta mercedes) que puedes contratar por un precio muy razonable, 20 euros, y que te ofrece un completo tour por la ciudad y realiza varias paradas en algunos de los lugares más interesantes de la localidad. La duración del tour es de aproximadamente una hora. La amabilidad y el servicio que ofrece Paco, el taxista que nos atendió, es exquisita. En cada una de las paradas que han preparado junto con la oficina de turismo puedes bajarte echar fotos, curiosear, visitar un museo, etc.

La Oficina de Turismo de Vejer se encuentra a la entrada de la ciudad, en la Avenida de Los Remedios, al lado de la parada de taxis y donde también estacionan los autobuses de turistas que visitan la ciudad. En la oficina de turismo además de darte información general, te pueden dar información de esta novedosa forma de visitar la localidad y contactar con el taxista que ofrece el servico.

El acceso al taxi se hace por la parte trasera, necesitarás un poco de ayuda del taxista para subir la dos rampas-raíles por la que se desliza la silla de ruedas. Cuidado al entrar, hay que agachar la cabeza. Tras un breve recorrido por las calles vejeriegas hacemos la primera parada. En ella podremos disfrutar del molino de viento más antiguo de Vejer, que perteneció a los Duques de Medinaceli. El molino no es visitable y no está terminado de restaurar. Aquí el fuerte son las vistas, de hecho al lugar lo denominan “Mirador a Trafalgar”. Otear el mar desde esta posición es una sensación que tienes que descubrir. En el mirador hay un azulejo que te indica los principales hitos que tienes delante tuya y te ayuda a entender mejor el paisaje del que disfrutas.

La siguiente parada es en los Molinos de San Miguel. En una zona elevada de la ciudad se erigen 4 molinos de viento de estilo “cartaginense”, pues parece ser que los molinos “manchegos” no se adaptaban bien a las fuertes avenidas de viento en esta zona. Son molinos harineros y en concreto pudimos visitar uno de ellos por dentro. La parte de arriba no es visitable para usuarios de silla de ruedas pues se accede a ella a través de una angosta escalera circular. El acceso desde donde te deja el taxi al molino es a través de un parquecito con varios tramos con rampas de pendiente suave, si bien tiene que tener un poco de cuidado porque el piso es de piedra, pero no es dificíl avanzar. Justo al llegar a la puerta del molino hay un tramo como de un metro con un poco más de dificultad, que pretenden solventar con alguna paila de madera. Las vistas maravillosas y la imagen de los molinos impactan. Una de las personas que atienden a los visitantes es Juanino y su hermano Pedro, personas aferradas a su tierra y que atesoran una gran conocimiento de la zona y gran sabiduría popular, una delicia conversar con ellos. Las visitas al molino son gratuitas, si bien puedes hacer un donativo.

Nuestra próxima etapa es en un nuevo mirador desde donde divisar la parte antigua del pueblo. Excelente la vista del castillo y el resto de los principales monumentos de Vejer.

La siguiente parada es la Plaza de España, destaca la coqueta fuente que se encuentra en el centro de la plaza, decorada profusamente con unos coloridos azulejos sevillanos y donde destacan las figuritas de unas ranas. Tiene dos accesos para silla de ruedas. Alrededor de la misma hay bares, restaurantes y tiendecitas que harán tus delicias.

En la próxima parada tenemos dos visitas de interés. Por un lado la Iglesia Parroquial del Divino Salvador. Desgraciadamente no es accesible y tuvimos que conformarnos con verla desde el exterior, destacando su esbelto campanario. Como curiosidad el campanario está como cosido con dos enormes grapas metálicas que se colocaron para darle consistencia tras los efectos del famoso terremoto de Lisboa.

Por otro lado el Museo Municipal de Costumbre y Tradiciones. En él disponen de una gran colección de aperos y enseres relacionados con las labores del campo y antiguos oficios, donados por los habitantes de Vejer. La joya de la corona son unos bombos parecidos a los de la lotería. Son unas piezas singulares pero tiene todo el sentido que se encuentren en el museo pues forman parte de las denominadas “Hazas de suerte”. Éstas tienen su origen en los privilegios concedidos por la corona y que disfrutaban los vejeriegos respecto de las tierras comunales. A día de hoy el derecho de utilizar esas tierras comunes sigue en vigor y cada cuatro años se realiza un sorteo en el que solo pueden participar los vecinos de Vejer. Otra interesante tradición de la que te pueden informar es “el cobijao”, traje típico de la mujer vejeriega. El museo es accesible por la fachada lateral, debes pedir que te coloquen una rampa de madera que hace fácil el acceso, la calle es un poco empinada. El museo dispone de un baño adaptado, si bien le faltan las barras. La visita al museo tiene un coste de 1€.

Tras esta visita volvemos a la Oficina de Turismo donde terminamos nuestra ruta tras haber disfrutado de esta novedosa y accesible forma de conocer de la ciudad de Vejer de la Frontera.

Para más información sobre Vejer de la Frontera

De la lonja al mercado y del mercado al mercado.

De esta forma puedo resumir mi experiencia hace unos días en el Mercado de Abastos de Sanlúcar de Barrameda. Que es un mercado con muy buen género lo sabía, especialmente en pescados, mariscos y verdura, pero no sabía que en el bar de la plaza te pueden preparar la compra sobre la marcha y degustarla alli mismo. Marisco cocido, pescado a la plancha o también carnes, todo bien fresco del puesto donde lo compras a la plancha o la cazuela. Además puedes acompañarlo con unos tomatitos aliñados y algunas otras verduras que te ofrece el bar además de otras especialidades. Te cobran una cantidad módica por cocinarlo y te vas para casa con la compra y comido, o al menos con un rico aperitivo en el cuerpo.

El mercado de Sanlúcar se denomina “La Calzada” y actualmente tiene una ubicación provisional pues estan rehabilitando de forma global el de toda la vida. Está ubicado en la Avenida Calzada de la Duquesa Isabel, a unos 100 de la plaza del Cabildo, conocido lugar de tapeo y centro neurálgico de la ciudad. El recorrido de un lugar a otro es plano y sin barreras. En esta avenida es donde se celebra la Feria de la Manzanilla.

El acceso es muy cómodo pues es como una gran tienda de campaña rectangular con cuatro entradas una por cada lado, todas perfectamente accesibles. Debajo hay un gran aparacamiento subterráneo con plazas reservadas para personas con movilidad reducida y un ascensor que da prácticmente a la puerta del mercado. El mercado cuenta con aseos adaptados y un bar con mesas con altura suficiente para entrar debajo con la silla de ruedas.

Hay una gran variedad de pescado, las especies habituales de la zona y otras no tanto. Punto y aparte son los langostinos, no en vano los esta zona tienen nombre propio. Decir “Langostinos de Sanlúcar” es sinónimo de máxima calidad. Yo también destaco y mucho las galeras, marisco dificultoso de comer pero exquisito. También quiero destacar las verduras tanto de las huertas de Sanlúcar como de la vecina localidad de Chipiona. Dentro de los puestos de pescados recomiendo el número 17 de Miguel Catapez, el trato es excelente, tiene buen género y el precio es ajustado.

Si no te apetece comer en el propio mercado, como indico al principio, te puedes acercar a la Plaza del Cabildo donde hay muchos bares y tabernas y podrás desgustar tapas exquisitas. Es muy conocido Casa Balbino y Yo particularmente recomiendo la Taberna La Gitana, si es el tiempo pedid la sopa de galeras, uhmmm un auténtico manjar. Si no has probado la manzanilla no lo dudes, es el vino típico de la ciudad y bien fresquita una delicia. También puedes degustar un helado en “La Ibense” o en “Helados Toni”. La mayor parte de estos bares y tabernas son accesibles.

Si embuidos por el ambiente, en fines de semana auténtico ambientazo, alargáis vuestra estancia y os apetece tomar un café o una copa o en un sitio especial os recomiendo la terraza del bar de la planta 11ª del Hotel Guadalquivir. Una experiencia 360º para disfrutar de unas vistas inmejorables del Coto de Doñana, la desembucadura del río Guadalquivir y la ciudad de Sanlúcar. Podrás tomar algo al aire libre o en el interior, disponen de dos magníficas terrazas en el último piso del hotel. La experiencia merece la pena y los precios son razonables. El hotel es accesible y dispone de otro bar, “Central Station”, en la planta baja.

Si quieres echar un poco para abajo la comida y la bebida puedes rodar por la propia Calzada de la Duquesa Isabel y llegarás al mar. Te mueves sin dificultad pues es una gran explanada totalmente horizontal de albero compactado y el paseo merece la pena pues la vista del mar siempre reconforta. En la calzada, justo al lado del mercado tienes la Oficina de Turismo. Es un kiosko de estilo mudéjar con una rampa adecuada para su acceso. Si necesitas más información ahí te la proveerán.

Para más información sobre Sanlúcar de Barrameda

Una joyita de 1812

Así es como podíamos definir al Museo de las Cortes de Cádiz, o como su nombre completo indica, Museo Iconográfico e Histórico de las Cortes y Sitio de Cádiz. Al que le puso el nombrecillo habría que dedicarle alguna coplilla en carnaval.

Es un museo muy poco conocido situado en la calle Santa Inés, en todo el centro histórico de la ciudad, al lado del muy famoso Oratorio de San Felipe Neri. Intentamos visitar el Oratorio, pero de momento no es accesible por culpa de varios escalones.

El museo nace como una de las iniciativas para conmemorar el primer centenario de la Constitución Española de 1812. El edificio en sí es interesante, destacando la fachada, la escalera de orden imperial, y las vidrieras con referencias a época constitucional. Destacan tambien elementos de arquitectura del hierro.

La pieza más importante es una espectacular maqueta de la ciudad de Cádiz, de caoba y marfil, realizada por el ingeniero militar Alfonso Jiménez en 1777 por encargo de Carlos III. La maqueta, enorme, posee un alto valor para el conocimiento histórico y urbanístico de la capital gaditana, así como para comprobar que el trazado del Cádiz dieciochesco se mantiene prácticamente intacto hasta nuestros días. Es realmente impresionante y puedes disfrutarla tanto a nivel de la inmesa sala donde se ubica como subiendo a la planta superior y viéndola a vista de pájaro. No le falta un detalle y en ella puedes observar perfectamente el sistema defensivo de la ciudad en la época del asedio de los franceses. Diversos paneles informativos te explican curiosidades arquitectónicas de la construcción de las murallas que defendían la ciudad.

Además podrás encontrar abundantes objetos de los siglos XVIII y XIX, relacionados en su mayor parte con el asedio a la ciudad por parte de las tropas napoleónicas entre 1810 y 1812 y con la promulgación de la Constitución de 1812.: armas, ejemplares de constituciones, medallas, banderas…

Dispone el museo de una buena colección de cuadros de la que destaca un lienzo de gran tamaño que representa la promulgación de la Constitución de 1812, obra de Salvador Viniegra.

En cuanto a la accesibilidad hay una rampa inical que se salva sin mucho problema y para acceder a las plantas altas disponen de un ascensor. Para acceder al ascensor te hará falta ayuda pues tiene una rampa muy empinada. La circulación por el interior es correcta y en algunos lugares se salva con una rampa.

Más infromación del Museo de las Cortes de Cádiz

La otra Tarifa

Todos conocemos la tarifa de la playa, el surf, el windsurf, el kitesurf y todos los tipos de surf que nos podamos imaginar en este maravilloso rinconcito al sur del sur. Pero hay otra Tarifa, y hoy me propongo mostrártela, al menos en parte.

Y no lo hago solo, en este caso lo hago de la mano de una guía turística, de Laura Fernández, de la página web “cadizforall”. Es la primera vez que utilizo un servicio de este tipo para hacer una visita y la experiencia ha sido altamente satisfactoria. Laura se encargó de concertar las visitas, cuadrar horarios, conocer la accesibilidad de los lugares a visitar y alrededores, proponer actividades y planes alternativos, y por supuesto prepararse concienzudamente la visita a nivel de información en general de la ciudad y de los lugares que visitamos. Es una opción recomendable y si queréis contactar con ella al final del post he dejado un enlace a su web. Laura diseña rutas y visitas turísticas “para todos” en diversas localizaciones.

IMG_5609

Vista del Castillo de Guzmán el Bueno

La llave del Mediterráneo

Así es como podríamos denominar al Castillo de Guzmán el Bueno. Puente entre Europa y África. Ha sido habitado y asediado por multitud de pueblos a lo largo de sus más de 1.000 años de historia por su estratégica posición de dominio sobre el Estrecho de Gibraltar.

Quizá por lo que es más conocido es porque Sancho IV nombró a don Alonso Pérez de Guzmán, llamado el Bueno, alcaide de Tarifa. En 1294 la fortaleza fue asediada por el Infante don Juan, hermano del rey, aliado de los musulmanes. El hijo menor del alcaide fue capturado por los sitiadores, quienes ofrecieron cambiar la vida del inocente por la plaza. Guzmán el Bueno no cedió al chantaje y como gesto, lanzó su propio puñal desde la torre del castillo.

Lo más interesante para los usuarios de sillas de ruedas, es que una parte importante del castillo es accesible, si bien no toda, pero suficiente para hacerte una buena idea del mismo. Esto es una rara avis y hay que aprovecharlo. Se puede disfrutar de vistas espectaculares de Tarifa, el Estrecho de Gibraltar y África.

En el acceso principal, al lado de la Alameda de Tarifa y el puerto marítimo, están las taquillas si bien para las personas usuarias de sillas de ruedas hay un acceso en la parte alta, pues hay un tramo de la parte baja que no es accesible. Lo más aconsejable si vas acompañado es que tu acompañante se encargue de las entradas. Si vas solo llama por teléfono para gestionar mejor el acceso. El acceso para personas usuarias de sillas de ruedas está situado al lado del Ayuntamiento de Tarifa, en la misma plaza hay un aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida.

Las visitas guiadas son fantásticas gracias a su personal y entran en bastantes detalles en cuanto a la construcción del castillo y la estrategias defensivas del mismo, como la Puerta del Recodo. Cuenta con un centro de interpretación castellano-nazarí que complementa perfectamente la información del castillo. Hay muchas cosas interesantes como maquetas de catapultas y otros artilugios de guerra, recreaciones de cómo se construyó el castillo y algunos entretenimientos para interactuar. También hay material e información de otras épocas históricas más antiguas y más recientes.

La entrada para el público en general son sólo 4 € si bien hay reducciones para pensionistas, estudiantes, etc. Las personas con discapacidad tienen la entrada bonificada y pagan 1.5€.

Existen aseos adaptados en la planta baja. Los itinerarios accesibles en general son cómodos con diversos tipos de piso: cemento, madera, cerámica, amplios y con pendientes suaves en general. Si quieres ver algunas zonas tendrás que pasar por empedrados que son dificultosos, si bien yendo sin prisas se pueden salvar.

En los alrededores del castillo hay multitud de bares, comercios, tiendas. Puedes coger un barco rumbo a África pues está al lado del puerto marítimo o embarcarte en otro para hacer avistamiento de cetáceos, etc.

Jugando con delfines

Así es como parece estar el barco de Turmares, la empresa que te llevará a disfrutar del avistamiento de cetáceos en libertad.

Esta es una excursión ideal si quieres disfrutar de la naturaleza. Hay dos motivos para hacerla por una lado, el paseo en barco, que dura unas dos horas; Por el otro, el avistamiento de los cetáceos, podrás ver delfines, calderones, orcas, cachalotes, rocuales; una experiencia inolvidable.

IMG_5624

Aleta de un delfín con África al fondo

Hay que tener un poco de suerte con esta excursión porque necesitamos que el tiempo acompañe. En caso de que la mar o la climatología no sea la adecuda la empresa anula la excursión por seguridad y devuelve el dinero. También la suerte te debe acompañar para ver los desfines y demás cetáceos pues no siempre este espectáculo natural es el mismo. Hay especies residentes y otras que se ven por el Estrecho de Gibraltar por motivo de sus movimientos migratorios, en la web de Turmares tienes más información al respecto.

Además durante la travesía vas a disfrutar de unas vistas de Tarifa, el Estrecho de Gibraltar y África impresionantes. Si la suerte acompaña verás una gran cantidad de ejemplares y podrás sacar unas fotos increíbles. Otra cosa, el barco tiene bar y sirven refrescos y cerveza.

La oficina no es accesible, pues tiene un escalón, por lo que tendrás que pedir ayuda para acceder. El personal de la empresa es muy competente, te ayudarán encantados. Disponen de varios barcos, nosotros embarcamos en el Jackelin. La subida al barco fue bastante sencilla por una rampa, si bien te tienen que ayudar porque es la típica pasarela de barco con unos pequeños traversaños que cruzan la misma y al final acaba con un escalón muy pronunciado. La bajada del barco fue algo más complicada. Te suben en la silla por una escalera al piso de arriba y por allí te bajan por una pasarela muy empinada hasta el pantalán (muelle). Te aseguran con unas cuerdas por si acaso y los marineros hacen un gran esfuerzo, pero no te preocupes en todo momento te sientes seguro, y es incluso divertido. Aunque me parece realmente complicado, en la oficina me han comentado que también embarcan a personas usuarias de sillas de ruedas eléctricas.

Una vez a bordo puedes estar en tu silla o pasarte a unas mesas con bancos que tienen, esa fue la opción que Yo escogí, si bien ese día el mar estaba bastante movidito. Te ubican en un lugar desde donde se divisa un costado del casco del barco que es transparente, y si se acercan a ese lado los delfines los puedes ver en primer plano y debajo del agua. No fue de los mejores días de avistamiento pero pudimos ver como 10 o 12 indivíduos, como dice el guía, tanto de delfines como de calderones.

El coste de la excursión es de 30 euros. No hay precios especiales para personas con movilidad reducida. Aunque hay dificultades de acceso merece la pena porque la tripulación pone toda su voluntad y esfuerzo en que te sientas uno más. Creo sinceramente que merece la pena.

Más información sobre el Castillo de Guzmán el Bueno

Más información sobre Turmares

Más información sobre el servicio de guía turística – cadizforall

Sorpresas te da la vida. Día Internacional del Turismo en El Puerto de Santa María

Hoy me dirigía a escuchar una interesante conferencia acerca del origen de Al Qanatir, que es como se denominaba a El Puerto de Santa María en época musulmana, y me llevé una grata sorpresa. Estas conferencias las organiza el Aula de Historia Menesteo, en el Palacio de Aránibar, en Plaza del Castillo, 9 de El Puerto de Santa María. Organizan una conferencia al mes, normalmente en viernes noche y el edificio es totalmente accesible además de precioso, pues es una antigua casa de cargadores a Indias que se ha rehabilitado.

Al llegar la sorpresa saltó, con motivo del Día Internacional del Turismo, que se conmemora el 27 de septiembre, había una serie de actividades preparadas al efecto. La primera una carpa con degustación del cócteles gratuitos basados en vinos, licores y productos de la tierra, un par de ellos con alcohiol y otro sin. Eso antes de comenzar.

Al salir de la conferencia en la planta baja, Flamenco, Selu del Puerto al cante acompañado de su guitarrista. Pululando por el edifico y la plaza se ubican una serie de actores, vestidos como se solía en 1820 aproximadamente, que hacen las delicas de los viandantes que los reclaman para hacerse los tan habituales “selfies”. Estos actores daban un carácter peculiar a la velada y recuerdan a los denominados Viajeros Románticos que por aquella época pululaban por la zona.

Al salir del edificio, en medio de la plaza, me encuentro una banda anemizando la noche con conocidas versiones de las canciones de los 80, esas que forman gran parte de la banda sonora de mi vida. Y además, … la carpa de los cócteles seguía funcionando.

Apenas tenías ganas de salir esta noche. Era justo de esos días que dices ¡vaya lata! ahora cambiarse, meter la silla en el coche, buscar aparcamiento……. Pues he de decir que era justo de esos días que si te quedas en casa te pierdes un montón de cosas buenas, y es que … sorpresas te da la vida. Por eso déjate sorprender por la vida y a la más mínima que puedas salir y conocer cosas, no dejes de hacerlo.

Es buena idea cuando se acerca el 27 de septiembre buscar en la página web de la ciudad de El Puerto de Santa María el programa de actividades conmemorativas que organizan para conmemorar el Día Internacional del Turismo pues puedes disfrutar de muy interesantes actividades, como hoy me ha ocurrido a mí.

 

Detalle sala conferencia con un maravilloso artesonado

Detalle sala conferencia con un maravilloso artesonado

Actuación flamenca en el patio del Palacio de Araníbar

Actuación flamenca en el patio del Palacio de Araníbar

Posando junto a los "Viajeros Románticos"

Posando junto a los “Viajeros Románticos”

Lo antiguo está de moda

Desde ayer se ha estrenado en la Plaza Alfonso X, más conocida como Plaza del Castillo, un mercado de antiguedades y coleccionismo. El mercadillo abrirá todos los sábados  por la mañana, salvo cuando coincida con días de fiesta como Navidad, etc. Los puestos están regentados por profesionales y cuentan con muebles, utensilios de bodega, elementos de decoración, vasijas de barro. discos, artícuos de coleccionismo y vintage, etc.

El mercado se dispone en una plaza que es accesible. Hay que tener un poco de cuidado porque la plaza es de piedra, en consonancia con el entorno, y  el piso es irregular. Tiene tres niveles diferentes que se unen por rampas. Estas rampas son un poco empinadas, hay que tener un poco de cuidado y si no estas bien de brazos necesitarás un poco de ayuda. No obstante, merece la pena porque puedes pasar una mañana interesante curioseando y quien sabe si comprando aquella pieza de decoración que estabas buscando desde hace tiempo. Pasatiempo muy recomendable bien para ir en plan “single”, bien para ir en familia.

las calles del entorno algunas tienen aceras accesibles y en otros casos tendrás que circular por la calzada, pero si desde la plaza tiras hacia la calle Jesús de los Milagros o hacia el río, te encontrás todo el entorno bastante accesible. Tiene como ventaja que una vez que salgas de la plaza por donde te indicamos todo es accesible y muchas calles son peatonales y sin barreras y además te encuentras donde está todo el ambiente del centro de la ciudad (Ribera del Marisco, Calle Misericordia, Calle Jesús de los Milagros, Calle Luna, Parque Calderón, Avenida de la Bajamar).

Mercadillo antiguedades 1

Mercadillo antiguedades 1

Mercadillo antiguedades 2

Mercadillo antiguedades 2

Mercadillo antiguedades 3

Mercadillo antiguedades 3