De paseo por la Playa del Palmar – Vejer de la Frontera

Esta ruta transcurre por una zona acerada a modo de paseo marítimo. El recorrido es accesible y todo su trayecto transcurre paralelo a la impresionante playa del Palmar. El itinerario es lineal y se desarrolla en un kilómetro y medio totalmente llano. Se inicia en el módulo adaptado para personas con discapacidad, frente al Restaurante Casa Juan.

Este módulo cuenta con una zona de aparcamiento reservado de 6 plazas, y una caseta de atención a personas con discapacidad que dispone de dos duchas, aseos, camilla de transferencia, taquillas y dos sillas acuáticas para posibilitar el baño. El acceso desde el módulo a la playa se hace a través de una rampa de madera, si bien con una pendiente muy pronunciada (este aspecto debería ser mejorado para que fuera más fácil el uso de las sillas anfibias).

Desde el paseo marítimo hay varias entradas a la playa a través de rampas, unas más suaves que otras. Desde estas entradas las vistas de la playa son espectaculares pues se trata de una playa bastante salvaje, con 4,2 kilómetros de longitud y 80 metros de anchura media, una auténtica gozada para la vista. Un lugar paradisíaco.

Frente al paseo marítimo/zona acerada hay una gran diversidad de establecimientos turísticos, tiendas, restaurantes, burguers, bares, chill-outs, con un ambiente muy cosmopolita, y en muchos casos puramente surfero, destacando por su gran animación, especialmente en verano, y la posibilidad de disfrutar de música en directo en muchos locales. Para acceder a esta parte desde el paseo marítimo se disponen de varios pasos de cebra debidamente señalizados y con rampas a cota cero. No obstante, en esta parte no existe acera propiamente dicha sino que el piso es de arena, a veces más compactada y otras menos. En general un usuario un silla de ruedas puede circular con un poco de dificultad o con un poco de ayuda. En esta orilla de la carretera se dispone de una zona de aparcamiento reservado que cuenta con 3 plazas, más bien hacia el centro del recorrido. Respecto de la accesibilidad de estos locales hay un poco de todo algunos están bien y otros no tanto. A ver si en una próxima entrada os puedo dar información más concienzuda de este aspecto y recomendaros algunos locales.

Independientemente de las zonas públicas de aparcamiento reservado hay, salpicados por el recorrido, numerosos aparcamientos privados y algunos de ellos tienen plazas reservadas para personas con movilidad reducida, a saber: “Parking Costa El Palmar”, “Parking el Costa”, “Parking el Palmar Centro”, “Parking Aquí me quedo”.

Otra zona a destacar es el denominado “Mercado Nómada”, abierto solo en época veraniega. Es un conjunto de muchas y diversas tiendas y bares dispuestos sobre una estructura que recuerda a un gran tenderete. Dispone de aseo adaptado. El acceso por la puerta principal dispone de una rampa con mucha pendiente que acaba en un escalón, por lo que no es recomendable, especialmente para sillas de ruedas eléctricas no es practicable. No obstante, tiene un acceso por la parte de atrás. Este acceso discurre por un camino de arena, si bien nos han comentado que para la próxima temporada piensan hacer algún arreglo para que sea más cómodo para usuarios de sillas de ruedas. Por la gran cantidad de tiendas y su variedad merece la pena un poco de esfuerzo.

Respecto de sitios de interés turístico e histórico, al final de la ruta nos encontramos con la “Torre Nueva” y el “Búnker de El Palmar”.

La Torre Nueva o Torre de los Atalaya, es una torre defensiva construida entre los siglos XVII y XVIII por el rey Felipe II. Presenta una forma cilíndrica y su función era vigilar la costa para evitar la invasión de los piratas y bandoleros de la zona, para lo cual se comunicaba con otras torres de la zona. No es visitable y se puede acceder hasta su pie con facilidad.

El Bunker de El Palmar, situado junto a la Torre Nueva, es un pequeño bunker que estaba dotado con armas pesadas de carácter defensivo. Esta integrado dentro de una red de búnkeres construidos durante la década de los 40. No es visitable y el acceso al mismo es a través de un camino que no es accesible, si bien tanto desde el paseo marítimo como desde la terraza del Restaurante La Torre, se tiene una buena visión del mismo.

El Restaurante La Torre, ubicado al lado de la Torre Nueva, es muy recomendable. El acceso hay que hacerlo por la terraza de atrás, bordeando el edificio, pues la entrada tiene un escalón. Una vez en la terraza accedes a todo el local sin obstáculos y disponen de un aseo bien adaptado. Tienen barra y varios salones además de una terraza espectacular dando al mar. Uno de los salones es muy peculiar pues dispone en el centro de mesas altas y los asientos cuelgan del techo a modo de columpios, algo muy original e impactante. Si son cómodos……ni idea, no los probé, está complicado para usuarios de sillas de ruedas. También es curioso el pictograma del aseo adaptado que representa un persona en silla de ruedas con un tabla de surf. Otro sitio muy recomensable es “La Cervecería”, está justo enfrente y se pone muy ambientada, disponen de gran variedad de tapas. El bar es accesible y tiene una terraza a pie de calle también accesible. No dispongo de información de si tienen aseo adaptado.

Además desde esta ruta por el paseo de la Playa del Palmar puedes acceder a varios chiringuitos como “La Selva” y  “La Habana”. El primero está a unos 200 metros del inicio de la ruta pero en dirección contraria a la parte acerada. La Habana un poco más lejos. Lo ideal es encontrar aparcamiento cerca pues desde la carretera hay rampas de acceso a los chiringuitos. Yo en concreto pasé una tarde en “La Habana”. Totalmente recomendable la puesta de Sol. Disfrutamos de música en directo y muy buen ambiente. Las piñas coladas sin alcohol excelentes. Justo para acceder al chiringuito tiene una rampa con una pendiente bastante pronunciada, por lo que me tuvieron que ayudar un poco. El aseo tiene un escalón en la puerta, si vas en silla se necesita ayuda para acceder, y es claramente mejorable. No obstante dichos inconvenientes mereció la pena.

Por resumir una zona de playa y ocio que merece mucho la pena visitar tanto en verano, con un ambientazo espectacular, como en invierno, en plan más tranquilo.

Otra forma de ver Vejer, el taxi-tour adaptado

Vejer es un lugar complicado para las personas con movilidad reducida. La orografía de este precioso pueblo y los empedrados de adoquines son los principales problemas que encuentra un usuario de silla de ruedas, una persona que use muletas, una embarazada o una persona mayor. Pero desde la Oficina de Turismo de Vejer, la técnico de turismo Isabel Romero y su equipo, no se resistían a que las personas con movilidad reducida no pudieran disfrutar de su maravilloso pueblo, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1976. La solución es el taxi-tour adaptado que ofrece la localidad.

Se trata de un taxi adaptado (una furgoneta mercedes) que puedes contratar por un precio muy razonable, 20 euros, y que te ofrece un completo tour por la ciudad y realiza varias paradas en algunos de los lugares más interesantes de la localidad. La duración del tour es de aproximadamente una hora. La amabilidad y el servicio que ofrece Paco, el taxista que nos atendió, es exquisita. En cada una de las paradas que han preparado junto con la oficina de turismo puedes bajarte echar fotos, curiosear, visitar un museo, etc.

La Oficina de Turismo de Vejer se encuentra a la entrada de la ciudad, en la Avenida de Los Remedios, al lado de la parada de taxis y donde también estacionan los autobuses de turistas que visitan la ciudad. En la oficina de turismo además de darte información general, te pueden dar información de esta novedosa forma de visitar la localidad y contactar con el taxista que ofrece el servico.

El acceso al taxi se hace por la parte trasera, necesitarás un poco de ayuda del taxista para subir la dos rampas-raíles por la que se desliza la silla de ruedas. Cuidado al entrar, hay que agachar la cabeza. Tras un breve recorrido por las calles vejeriegas hacemos la primera parada. En ella podremos disfrutar del molino de viento más antiguo de Vejer, que perteneció a los Duques de Medinaceli. El molino no es visitable y no está terminado de restaurar. Aquí el fuerte son las vistas, de hecho al lugar lo denominan “Mirador a Trafalgar”. Otear el mar desde esta posición es una sensación que tienes que descubrir. En el mirador hay un azulejo que te indica los principales hitos que tienes delante tuya y te ayuda a entender mejor el paisaje del que disfrutas.

La siguiente parada es en los Molinos de San Miguel. En una zona elevada de la ciudad se erigen 4 molinos de viento de estilo “cartaginense”, pues parece ser que los molinos “manchegos” no se adaptaban bien a las fuertes avenidas de viento en esta zona. Son molinos harineros y en concreto pudimos visitar uno de ellos por dentro. La parte de arriba no es visitable para usuarios de silla de ruedas pues se accede a ella a través de una angosta escalera circular. El acceso desde donde te deja el taxi al molino es a través de un parquecito con varios tramos con rampas de pendiente suave, si bien tiene que tener un poco de cuidado porque el piso es de piedra, pero no es dificíl avanzar. Justo al llegar a la puerta del molino hay un tramo como de un metro con un poco más de dificultad, que pretenden solventar con alguna paila de madera. Las vistas maravillosas y la imagen de los molinos impactan. Una de las personas que atienden a los visitantes es Juanino y su hermano Pedro, personas aferradas a su tierra y que atesoran una gran conocimiento de la zona y gran sabiduría popular, una delicia conversar con ellos. Las visitas al molino son gratuitas, si bien puedes hacer un donativo.

Nuestra próxima etapa es en un nuevo mirador desde donde divisar la parte antigua del pueblo. Excelente la vista del castillo y el resto de los principales monumentos de Vejer.

La siguiente parada es la Plaza de España, destaca la coqueta fuente que se encuentra en el centro de la plaza, decorada profusamente con unos coloridos azulejos sevillanos y donde destacan las figuritas de unas ranas. Tiene dos accesos para silla de ruedas. Alrededor de la misma hay bares, restaurantes y tiendecitas que harán tus delicias.

En la próxima parada tenemos dos visitas de interés. Por un lado la Iglesia Parroquial del Divino Salvador. Desgraciadamente no es accesible y tuvimos que conformarnos con verla desde el exterior, destacando su esbelto campanario. Como curiosidad el campanario está como cosido con dos enormes grapas metálicas que se colocaron para darle consistencia tras los efectos del famoso terremoto de Lisboa.

Por otro lado el Museo Municipal de Costumbre y Tradiciones. En él disponen de una gran colección de aperos y enseres relacionados con las labores del campo y antiguos oficios, donados por los habitantes de Vejer. La joya de la corona son unos bombos parecidos a los de la lotería. Son unas piezas singulares pero tiene todo el sentido que se encuentren en el museo pues forman parte de las denominadas “Hazas de suerte”. Éstas tienen su origen en los privilegios concedidos por la corona y que disfrutaban los vejeriegos respecto de las tierras comunales. A día de hoy el derecho de utilizar esas tierras comunes sigue en vigor y cada cuatro años se realiza un sorteo en el que solo pueden participar los vecinos de Vejer. Otra interesante tradición de la que te pueden informar es “el cobijao”, traje típico de la mujer vejeriega. El museo es accesible por la fachada lateral, debes pedir que te coloquen una rampa de madera que hace fácil el acceso, la calle es un poco empinada. El museo dispone de un baño adaptado, si bien le faltan las barras. La visita al museo tiene un coste de 1€.

Tras esta visita volvemos a la Oficina de Turismo donde terminamos nuestra ruta tras haber disfrutado de esta novedosa y accesible forma de conocer de la ciudad de Vejer de la Frontera.

Para más información sobre Vejer de la Frontera

La otra Tarifa

Todos conocemos la tarifa de la playa, el surf, el windsurf, el kitesurf y todos los tipos de surf que nos podamos imaginar en este maravilloso rinconcito al sur del sur. Pero hay otra Tarifa, y hoy me propongo mostrártela, al menos en parte.

Y no lo hago solo, en este caso lo hago de la mano de una guía turística, de Laura Fernández, de la página web “cadizforall”. Es la primera vez que utilizo un servicio de este tipo para hacer una visita y la experiencia ha sido altamente satisfactoria. Laura se encargó de concertar las visitas, cuadrar horarios, conocer la accesibilidad de los lugares a visitar y alrededores, proponer actividades y planes alternativos, y por supuesto prepararse concienzudamente la visita a nivel de información en general de la ciudad y de los lugares que visitamos. Es una opción recomendable y si queréis contactar con ella al final del post he dejado un enlace a su web. Laura diseña rutas y visitas turísticas “para todos” en diversas localizaciones.

IMG_5609

Vista del Castillo de Guzmán el Bueno

La llave del Mediterráneo

Así es como podríamos denominar al Castillo de Guzmán el Bueno. Puente entre Europa y África. Ha sido habitado y asediado por multitud de pueblos a lo largo de sus más de 1.000 años de historia por su estratégica posición de dominio sobre el Estrecho de Gibraltar.

Quizá por lo que es más conocido es porque Sancho IV nombró a don Alonso Pérez de Guzmán, llamado el Bueno, alcaide de Tarifa. En 1294 la fortaleza fue asediada por el Infante don Juan, hermano del rey, aliado de los musulmanes. El hijo menor del alcaide fue capturado por los sitiadores, quienes ofrecieron cambiar la vida del inocente por la plaza. Guzmán el Bueno no cedió al chantaje y como gesto, lanzó su propio puñal desde la torre del castillo.

Lo más interesante para los usuarios de sillas de ruedas, es que una parte importante del castillo es accesible, si bien no toda, pero suficiente para hacerte una buena idea del mismo. Esto es una rara avis y hay que aprovecharlo. Se puede disfrutar de vistas espectaculares de Tarifa, el Estrecho de Gibraltar y África.

En el acceso principal, al lado de la Alameda de Tarifa y el puerto marítimo, están las taquillas si bien para las personas usuarias de sillas de ruedas hay un acceso en la parte alta, pues hay un tramo de la parte baja que no es accesible. Lo más aconsejable si vas acompañado es que tu acompañante se encargue de las entradas. Si vas solo llama por teléfono para gestionar mejor el acceso. El acceso para personas usuarias de sillas de ruedas está situado al lado del Ayuntamiento de Tarifa, en la misma plaza hay un aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida.

Las visitas guiadas son fantásticas gracias a su personal y entran en bastantes detalles en cuanto a la construcción del castillo y la estrategias defensivas del mismo, como la Puerta del Recodo. Cuenta con un centro de interpretación castellano-nazarí que complementa perfectamente la información del castillo. Hay muchas cosas interesantes como maquetas de catapultas y otros artilugios de guerra, recreaciones de cómo se construyó el castillo y algunos entretenimientos para interactuar. También hay material e información de otras épocas históricas más antiguas y más recientes.

La entrada para el público en general son sólo 4 € si bien hay reducciones para pensionistas, estudiantes, etc. Las personas con discapacidad tienen la entrada bonificada y pagan 1.5€.

Existen aseos adaptados en la planta baja. Los itinerarios accesibles en general son cómodos con diversos tipos de piso: cemento, madera, cerámica, amplios y con pendientes suaves en general. Si quieres ver algunas zonas tendrás que pasar por empedrados que son dificultosos, si bien yendo sin prisas se pueden salvar.

En los alrededores del castillo hay multitud de bares, comercios, tiendas. Puedes coger un barco rumbo a África pues está al lado del puerto marítimo o embarcarte en otro para hacer avistamiento de cetáceos, etc.

Jugando con delfines

Así es como parece estar el barco de Turmares, la empresa que te llevará a disfrutar del avistamiento de cetáceos en libertad.

Esta es una excursión ideal si quieres disfrutar de la naturaleza. Hay dos motivos para hacerla por una lado, el paseo en barco, que dura unas dos horas; Por el otro, el avistamiento de los cetáceos, podrás ver delfines, calderones, orcas, cachalotes, rocuales; una experiencia inolvidable.

IMG_5624

Aleta de un delfín con África al fondo

Hay que tener un poco de suerte con esta excursión porque necesitamos que el tiempo acompañe. En caso de que la mar o la climatología no sea la adecuda la empresa anula la excursión por seguridad y devuelve el dinero. También la suerte te debe acompañar para ver los desfines y demás cetáceos pues no siempre este espectáculo natural es el mismo. Hay especies residentes y otras que se ven por el Estrecho de Gibraltar por motivo de sus movimientos migratorios, en la web de Turmares tienes más información al respecto.

Además durante la travesía vas a disfrutar de unas vistas de Tarifa, el Estrecho de Gibraltar y África impresionantes. Si la suerte acompaña verás una gran cantidad de ejemplares y podrás sacar unas fotos increíbles. Otra cosa, el barco tiene bar y sirven refrescos y cerveza.

La oficina no es accesible, pues tiene un escalón, por lo que tendrás que pedir ayuda para acceder. El personal de la empresa es muy competente, te ayudarán encantados. Disponen de varios barcos, nosotros embarcamos en el Jackelin. La subida al barco fue bastante sencilla por una rampa, si bien te tienen que ayudar porque es la típica pasarela de barco con unos pequeños traversaños que cruzan la misma y al final acaba con un escalón muy pronunciado. La bajada del barco fue algo más complicada. Te suben en la silla por una escalera al piso de arriba y por allí te bajan por una pasarela muy empinada hasta el pantalán (muelle). Te aseguran con unas cuerdas por si acaso y los marineros hacen un gran esfuerzo, pero no te preocupes en todo momento te sientes seguro, y es incluso divertido. Aunque me parece realmente complicado, en la oficina me han comentado que también embarcan a personas usuarias de sillas de ruedas eléctricas.

Una vez a bordo puedes estar en tu silla o pasarte a unas mesas con bancos que tienen, esa fue la opción que Yo escogí, si bien ese día el mar estaba bastante movidito. Te ubican en un lugar desde donde se divisa un costado del casco del barco que es transparente, y si se acercan a ese lado los delfines los puedes ver en primer plano y debajo del agua. No fue de los mejores días de avistamiento pero pudimos ver como 10 o 12 indivíduos, como dice el guía, tanto de delfines como de calderones.

El coste de la excursión es de 30 euros. No hay precios especiales para personas con movilidad reducida. Aunque hay dificultades de acceso merece la pena porque la tripulación pone toda su voluntad y esfuerzo en que te sientas uno más. Creo sinceramente que merece la pena.

Más información sobre el Castillo de Guzmán el Bueno

Más información sobre Turmares

Más información sobre el servicio de guía turística – cadizforall

Paseo saludable accesible por El Puerto

El próximo viernes 27 de mayo la concejalía de Patrimonio Histórico de El Puerto de Santa María organiza un paseo saludable acompañado de un visita cultural por la ciudad. La actividad se iniciará a las 10,00 horas y partirá de la nueva pasarela peatonal del Parque Calderón. La duración será una hora y media, es gratis y la visita será dirigida por un técnico de la concejalía. La iniciativa está enmarcada dentro de la convocatoria “Un millón de pasos”, de la Consejería de Salud.

No es una actividad específica para personas con movilidad reducida, pero sobre la marcha se irán determinando los itinerarios más accesibles.

 

Disfruta del centro de El Puerto de Santa María accesible

Si tenéis un día o acaso medio día libre os aconsejo que visitéis El Puerto de Santa María. Esta entrada es un aperitivo de lo mucho que ofrece esta ciudad. Está pensada para hacerla en silla de ruedas toda de un tirón, el que lo necesite que haga una paradita.

Comenzamos la visita en la la plaza de Alfonso X el Sabio. Aquí podremos disfrutar de cuatro elementos interesantes dentro de la misma plaza. Primero gozar de la vista exterior del Castillo San Marcos (un castillo que parece de juguete en medio de la ciudad), la vista de la antigua Lonja del Pescado, una reproducción del Mapa Mundi realizado en la ciudad por Juan de la Cosa, colaborardor de Cristobal Colón (que es la representación más antigua donde aparece el continente americano), y el Palacio de Araníbar, magnífico ejemplo de Casa Palacio de Cargadores de Indias, del s. XVII, y tan típicas de El Puerto de Santa María. La ciudad tiene el sobrenombre de la “Ciudad de los Cien Palacio” por la proliferación de estas casas palacio que surgieron en pleno auge del comercio con Las Americas.

De aquí vamos caminando/rodando a la calle Santo Domingo donde se encuentra la Casa Museo de Rafael Albertí y sede de su fundación. Aparte de la obra poética y empaparnos de vida del autor. hay que destacar que el museo cuenta con mucha obra gráfica de este gran artista portuense y universal. Bien puedes dedicarle media mañana o echarle una visual y continuar la ruta.

De aquí vamos a la Iglesia Mayor Prioral, a unos 200 metros, consagrada recientemente como Basílica Menor. Es el monumento religioso más importante de la ciudad.

Continuamos paseando hacia el Mercado de la Concepción, no es de un gran valor en sí, pero a mucha gente, Yo entre ellos, le gusta visitar los mercados de los pueblos y ciudades que visita y es accesible. Al lado podemos visitar la Casa de los Leones, ejemplo de casa barroca de la ciudad. El interior también es visitable, tiene un pequeño escalón pero merece la pena por ver el patio y la estructura de la casa por dentro. Actualmente esta casa palacio es un apartahotel, pero lamentablemente no cuenta con ningún apartamento adaptado.

Ahora habrá que hacer un poco de esfuerzo porque vamos cuesta arriba por la calle Ganado en busca de la Sala Museo Hospitalito, extensión museográfica del Museo Arqueológico Municipal. Anteriormente tenía una entrada adaptada directa, ahora han cambiado la unicación de la entrada y hay unos escalones, tenemos que avisar al conserje para que nos abra la puerta lateral que es accesible y cómoda. Cuenta con baño adaptado.

De aquí bajamos la calle Ganado y buscamos la Plaza de Isaac Peral donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad. La Casa Consistorial ha sido restaurada hace poco tiempo, también tiene una parte ampliada a la que se ha aplicado un estilo moderlo, por lo que resulta inteeresante el contraste.

De aquí continuamos hasta la famosa Ribera del Marisco, donde además de degustar deliciosas viandas podemos pasear por el Parque Calderón y ver la Fuente de las Galeras Reales, donde se aprovisionaban de agua los barcos que partían para las expediciones civiles y militares.

Esta ruta accesible a El Puerto de Santa María se puede completar con otras visitas interesantes:

  • Visita a Bodegas: Las bodegas mejor adaptadas son Bodegas Osborne y Bodegas Gutiérrez Colossia.
  • Espacio expositivo Toro Gallery: donde podrás conocer de primera mano la historia de un icono internacional, el Toro de Osborne.
  • Poblado Fenicio de Doña Blanca, del III milenio antes de Cristo.
  • Real Plaza de Toros, actualmente se está terminando de restaurar y ampliar sus instalaciones, según nos indican será visitable a partir de junio 2016.

 

También os voy a recomendar algunos locales accesibles donde satisfacer vuestro apetito y disfrutar de un buen helado o una copa:

  • Para comer o cenar
    • bar la esquinita, bodeguilla del bar jamón, bar er beti, cervecería el puerto, nuevo échate payá, romerijo, bar de gonzalo, bar casa paco ceballos. Todos son accesibles y cuentan con cuarto de baño adaptado, salvo el último que el baño no es operativo para silla de ruedas. Están en el entorno de la Ribera del Marisco y la calle Misericordia, las calles señeras en cuanto a gastronomía en la ciudad, y hay para todos los bolsillos.
  • Para desayunar o merendar
    • churrería el puerto, heladería y cafetería da massimo, excellentes churros, y helados artesanales y café italianos. En calle Misericordia y su perpendicular, calle Luna. Ambos locales accesibles y con baño adaptado.
  • Para tomar una copa.
    • soho, kapote kafé y kopas, mucho teatro, los milagros, la cristalera, luna 19. Todos son accesibles y tienen baño adaptado, salvo el primero que no dispone de bañoa adaptado pero lo recomiendo porque es muy divertido. Mucho teatro, realmente bonito. La cristalera con terraza junto al río y luna 19 con buena coctelería. Todos en el entorno de la calle Misericordia y Jesús de los Milagros, donde se centra la movida nocturna en El Puerto

Espero os sea de utilidad tanto ruta como los  locales que os recomiendo. Todo se puede visitar en silla de ruedas sin necesidad de coger coche, la duración total de la ruta, paradas en museos y demás incluídas viene a ser de 3 a 4 horas..

De momento no se adjuntan fotos, pero en unos días las subo. Ya solo queda deciros una cosa……A DISFRUTAR DE MI TIERRA!!!

 

Turismo para todos en El Puerto de Santa María

El proximo 27 de septiembre se celebra el Día Mundial del Turismo. Ya sabéis de un tiempo a esta parte se celebra el día mundial de casi todo, algunas cosas un tanto pintorescas, pero en esta ocasión se celebra el día de una de las actividades más importantes para nuestro país, pues un porcentaje importante del PIB proviene de esta actividad. Afortunadamente son cada vez más los agentes de este sector los que se dan cuenta que el Turismo Accesible, o Turismo para Todos, como a mí me gusta llamarlo, es un nicho de mercado cada vez más importante y con mucho potencial, como personalmente propugno de este blog.

La oficina de Turismo de El Puerto de Santa María ha tenido a bien dedicar este día especialmente al Turismo Para Todos con una serie de actividades englobadas en el programa “Turismo Accesible en Todos los Sentidos”. En base a ello ofrece una completa oferta de hoteles, restaurantes, bares, comercios, bodegas, rutas guiadas, etc., con promociones especiales por la celebración de este día. Con motivo de facilitar el disfrute de esta oferta a las personas con movilidad reducida se ha detallado qué establecimientos son accesibles o cuentan con aseo adaptado por ejemplo.

Además se ha diseñado un ruta guiada accesible, que podemos decir es el producto estrella de la celebración, que es gratuita y contará con algunas características especiales. Así se dispondrán de intérpretes de lengua española de signos, en el museo municipal las personas con discapacidad visual tendrán acceso a palpar diferentes piezas, etc.  Además de la accesibilidad a los diferentes monumentos se ha diseñedo la ruta de forma que los itinerarios entre ellos sean totalmente accesibles. ESTA ACTIVIDAD ESTÁ PROGRAMADA PARA EL DÍA 26 DE SEPTIEMBRE.

Como actividad especialmente interesante podemos destacar la visita a dos Bodegas de El Puerto: Bodegas Osborne y Bodegas Gutierrez Colosía, dos bodegas completamente accesibles y donde podréis dsifrutar de los exquisitos vinos de El Puerto, probablemente los mejores vinos generosos del mundo.

Otra actividad alternativa es la muestra “Turismo y Accesibilidad” con exhibición de aparatos de movilidad y automoción, exhibiciones y gymkhana sin barreras.

La Asociación La Gaviota de Personas con Diversidad Funcional de El Puerto de Santa María ha estado conlaborando con la Concejalía de Turismo y Comercio en el diseño de las actividades.

Podéis recabar toda la información en:    http://www.turismoelpuerto.com/index.php?page=996&_ga=1.17579193.1287923615.1443000993

Aprovecho para daros unas recomendaciones respecto de los locales adscritos a la promoción por el Día Mundial del Turismo:

  • Restaurantes:
    • Las Sietes Esquinas, está adaptado pero algunas calles de alrededor son un poco complicadas por sus aceras estrechas, pero merece la pena, un patio de bodega típico y precioso.
    • Casa Paco Ceballos, en el epicentro de la famosa Ribera del Marisco, destacar su ensaladilla de gambas, la famosísima pavía de merluza, el calamar en su tinta, etc., trato exquisito. Único inconveniente que no tiene aseo adaptado. Decid que vais de parte de Rebollo, os tratarán bien.
  • Bares:
    • El Bocoy, en los bajos de La Casa de Los Leones, antigua Casa de Cargadores de Indias, uno de los palacetes por los que la ciudad tiene el sobrenombre de La Ciudad de los Cien Palacios, en el entorno de la plaza de abastos, muy ambientada por las mañanas. Disfrutad de su terraza.
    • Cervecería El Puerto, la típica cervería de El Puerto donde todo el mundo suele quedar para salir. Cruzcampo fría y dentro de su selección de pescados y mariscos diversas especialidades gallegas pues la familia que lo regenta es oriunda de Galicia. En la mítica, gastronómicamente hablando, calle Misericordia.
    • Échate payá, heredero de un mítico bar de El Puerto del mismo nombre y ubicado casi en el mismo lugar. Excelente comida casera en plena Ribera del Marisco.
    • Taberna La Solera, probablemente la taberna perfecta para degustar algunos de los mejores vinos de la ciudad, destacan especialmente los denominados vinos viejos a un precio más que razonable, toda una delicia para el paladar. Y si tenéis alguna duda perguntar al dueño, Jose, un erudito del vino de la tierra.
  • Para después de comer:
    • Heladería Da Massimo, helados portuenses hechos por un maestro heladero italiano. Aunténtica delicatessen del helado en pleno centro de El Puerto. Advierto son adictivos.
    • La Cristalera, lugar ideal para tomar un café o una copa a pies del río guadalete. El local está alojado en lo que fué un antiguo almacén que se dice fue diseñado por Eiffel, sí el mismo de la Torre Eiffel. Es accesible, a pesar de que al acercarte al local ves un par de escalones coges por el lateral de la fuente que hay al lado (Fuente de las Galeras) y por allí entras sin problemas.
    • Luna 19, perfecto para disfrutar del arte de la coctelería, la ambientación marroquí y su excelente céntrica terraza en plena calle peatonal.

Espero que os animéis y vengáis a El Puerto de Santa María, bien por la celebración del Día Mundial del Turismo, bien en cualquier época del año.

http://www.turismoelpuerto.com/index.php?page=996&_ga=1.17579193.1287923615.1443000993